Francia puede producir una gran cantidad de vinos, cada uno tan diferente como el siguiente. Esta diversidad de vinos  se debe a los numerosos y variados terruños que componen sus diez zonas vinícolas. 

Pero también se debe al trabajo permanente y constante de los hombres y mujeres que mantienen vivo, como también,  protegen todo el patrimonio vitícola formado por las numerosas denominaciones de origen, AOC-AOP e IGP, que pueden estar presentes en los vinos tintos, blancos, rosados o bajo otros colores, ámbar, teja, rancio, amarillo, entre otros. 

Palabras clave: Vinos, Francia, variedad, denominación de origen.

El Ordenamiento y Clasificación de los vinos franceses 

Para ordenar esta variedad de vinos, el Instituto Nacional de Origen y Calidad, bajo la supervisión del Ministerio de Agricultura de la República Francesa, ha clasificado los vinos en denominaciones  por color y categoría, por ejemplo, Champagne grand cru y Champagne premier cru, que son denominaciones de origen de la Champagne.

Los vinos se clasifican por regiones que se destacan por la calidad, estructura y presentación de los mismos. Seguidamente se presentan las más emblemáticas. 

Viñedo de Alsacia

Alsacia es una tierra de grandes vinos blancos, que son los grandiosos Riesling y Gewurztraminer crus que tienen ahora su lugar en la conciencia colectiva de los franceses. Alsacia debe la tipicidad de sus vinos a un terruño excepcional.

Las famosas haciendas como Zind-Humbrecht, Ostertag y Marcel Deiss se esfuerzan, año tras año, en ofrecer a los amantes del vino botellas de rara elegancia. A esto se añade un patrimonio gastronómico único y unos paisajes maravillosos que siguen encantando a los visitantes a lo largo de la mítica Ruta del Vino de Alsacia.

viñedo

Viñedo del Beaujolais

El viñedo del Beaujolais es conocido gracias al Beaujolais nouveau, este vino del año, que se bebe con los amigos de las charcuterías de Lyon. El éxito se debe principalmente a la compañía del Sr. Georges Duboeuf. Sin embargo, en los últimos años, los Beaujolais crus han estado más presentes, como es el caso de Brouilly, Morgon y Moulin à vent.

Los apasionados productores de estos vinos,  logran hacer vinos extraordinarios que se encuentran en las grandes mesas de Francia y Navarra.

Viñedos de Burdeos

El nombre de Burdeos resuena y es muy conocido, gracias a los vinos.  La fama del viñedo de Burdeos es bien conocida, porque el pueblo se forjó esta reputación desde los romanos hasta el siglo XVIII, año tras año, porque, a partir del siglo XVII, los castillos excepcionales salieron gradualmente del vacío, como fueron Yquem, Haut-Brion, Mouton-Rothschild, Lafite, Latour, Margaux.

Todos estos vinos legendarios se encuentran en las mesas de los grandes restaurantes y en las subastas. Por ello, debido a la diversidad geológica de Burdeos tiene mucho que ver con la calidad y la complejidad de los vinos.

Pero, también hay una gran tradición de maduración de vinos, al estilo propio de Burdeos. Este proceso de maduración da a los vinos un bouquet muy especial pero también una capacidad de envejecimiento excepcional.

Viñedo de Borgoña

La buena idea del duque de Borgoña, Felipe el Temerario, que tuvo que dejar de plantar gamay en suelo borgoñón, lo que le permitió encontrar esta vid, vil y desleal, cuya  plantación fue reemplazada por el pinot noir para el deleite de los súbditos de Borgoña y los otros ducados del reino de Francia. 

Hoy en día, sólo se puede celebrar esta grandiosa variedad de uva que deleita las papilas gustativas de un clima a otro en Borgoña.

Pero no es la única gran variedad de uva de Borgoña, también comparte su gloria con la grandiosa Chardonnay que está en el origen de los grandes vinos de Montrachet, Puligny-Montrachet, Meursault. Con los dominios de Romanée-Conti, Jean-François Coche Dury, Mortet, que  producen vinos fuera de lo común. 

Afortunadamente, junto a estos grandes señores, hay muchas fincas que producen vinos excelentes y más asequibles. Por ello, Borgoña es una región muy rica en monumentos históricos y sitios naturales, debido a su tradición vinícola. 

Viñedos del Valle del Loira

Los viñedos del valle del Loira se codean, para mayor placer visual, con los numerosos castillos. Los viñedos del valle del Loira se extienden a lo largo de miles de kilómetros, siguiendo el Loira desde su nacimiento hasta su estuario, es decir, desde el Macizo Central hasta Nantes. Por lo tanto, los turistas del vino podrán admirar estas maravillas de la arquitectura francesa, mientras prueban los vinos del Loira.

Estos vinos, que a partir del siglo X fueron un gran éxito en el reino de Francia, pero también en Inglaterra. Los viñedos del valle del Loira producen vinos de todo tipo, tintos, rosados y blancos secos, espumosos, suaves.  Entre los vinos que gozan de gran fama se pueden mencionar Chinon, Bourgueil, Pouilly-Fumé, Bonnezeaux.

Los viticultores han contribuido en gran medida a hacer del Loira un viñedo de alta categoría, produciendo vinos de impresionante finura.

Categorías: Vino

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *