Reciclar las botellas de vino 

Hasta el 60% de la huella de carbono del vino proviene de la fabricación de la botella. Eso es una gran cantidad de carbono en una parte del  vino preferido. Por lo que,  es una buena razón para hacer algo responsable con la botella de vino una vez que se  termine de beber el tinto, blanco o rubor favorito. 

Sólo el 28% del vidrio que se compra en algunos paises  es reciclado, según la Agencia de Protección Ambiental. Sin embargo, el vidrio puede ser reciclado para siempre, y convertir un producto viejo en uno nuevo, lo que representa una gran ventaja para el medio ambiente.

Reciclaje de las botellas de vino y otros tipos de vidrio

El vidrio que se coloca  en la acera o en los centros de reciclaje, se debe enjuagar bien antes de que vaya a cada contenedor o antes de ponerlo en el cubo de reciclaje. 

Luego, el vidrio es agrupado por color (típicamente verde, marrón y transparente), por lo que tendrá un precio más alto, así que hay que asegurarse y prestar atención a si se necesita hacer esa separación por sí mismo. Cuando el vidrio llega a una instalación de reciclaje es triturado en pequeños pedazos llamados “cullet”. 

Los desechos se ponen en un horno y se combinan con una pequeña cantidad de los materiales necesarios para crear un nuevo vidrio, incluyendo arena y piedra caliza. El horno se calienta entre 2.600 y 2.800°F dependiendo del tipo de vidrio. 

Una vez que el vidrio se licua, se puede formar en nuevos envases. Además de convertirse en un nuevo recipiente, el vidrio reciclado también puede convertirse en materiales de construcción como azulejos, cuentas, fibra de vidrio, subsuelo de la calzada (en lugar de grava) y fraccionadores (cabezas de fósforos). 

Así mismo, el vidrio nuevo puede ser fabricado con hasta un 70% de desechos, por lo que el uso de vidrio reciclado significa una menor extracción de nuevos materiales. También significa un menor uso de energía, ya que los cascos  se funden a una temperatura más baja que los materiales nuevos, así como una mayor vida útil de los hornos de vidrio y menos emisiones de carbono. 

Es importante saber que, cada 6 toneladas de vidrio que se recicla ahorra, hasta una tonelada de carbono de ser liberada a la atmósfera. Los fabricantes siempre están buscando desechos limpios y de buena calidad y siempre hay disponible en el ambiente.

Por ello, el Instituto de Reciclaje de Envases, establece que, el reciclaje de 1.000 toneladas de vidrio crea al menos ocho puestos de trabajo. Por lo tanto, es relevante asegurarse de que las botellas de vino se reciclen porque también el proceso puede  ayudar a la economía.

¿Cómo se reciclan las botellas de vino generalmente?

Las bodegas,  intentan volver a utilizar las botellas de vino

Varias compañías de California, por ejemplo, han intentado y fallado en lavar las botellas y volver a usarlas en la industria del vino. El último intento fue de la empresa de Napa Wine Bottle Renew, que abrió en 2011 y cerró poco después. 

La gente que hace vino en casa puede definitivamente embotellar sus productos en botellas recicladas. La clave es asegurarse de que la botella esté completamente limpia, seca y desinfectada. 

Esto puede ser difícil, ya que las etiquetas se adhieren con productos hechos para durar en condiciones frías y húmedas. Para las personas que buscan evitar que se desperdicien todas esas botellas de vino, se puede buscar alguna bodega cercana  que tenga el  programa de botellas recargables. 

Compañías  en diferentes paises productores de vino, ofrecen su vino de temporada en una gran botella que los clientes pueden devolver y hacer que la recarguen. Otras compañías, ofrece su vino en botellas recicladas con tapones reutilizables. 

Otras empresas animan a los clientes a llevar sus propias botellas a los eventos de degustación para que puedan llevarse a casa su cosecha favorita en su propia botella. Igualmente, muchos establecimientos de recarga de cerveza,  conocidos por su comercio de cerveza, se están expandiendo para incluir el vino.

Usos artísticos para el reciclaje de botellas de vino

Hay muchas formas de volver a usar las botellas de vino como decoración del hogar. Se pueden pintar con spray y usarlas para sujetar flores o ramas. Así mismo, se puede usar un kit de glaseado y hacer que el cristal de la botella se vuelva opaco. 

También, se pueden añadir velas y agrupar varias en la mesa. De igual manera, se puede agregar jabón para platos y usarlas como un dispensador o también usarlas como un decantador diseñado para verter aceite de oliva. También se puede colocar una botella de vino boca abajo, y colocar un dispensador diseñado para alimentar a los colibríes, y colocar un alambre para colgar alrededor de ella. De igual manera, con las botellas de vino se hacen hermosas lámparas. 

Pueden colgarse individualmente o agruparse en elegantes candelabros. Con un soplete cortador, se puede cortar el fondo de las botellas de vino y convertirla en vasos.  También se pueden cortar anillos de las botellas y usarlos para móviles, también, usando un horno de cerámica o un horno especializado de desplome, es posible aplanar las botellas de vino y convertirlas en platos de servicio.

Categorías: Vino

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *