Saber si un vino está en su punto

Envejecer o añejar un vino significa que se decide tomar un vino que se ha  comprado o envasado y se decide guardarlo en un lugar fresco y oscuro durante un número de años, permitiendo que el vino mejore mientras está en la botella. 

Sin embargo, la mayoría de la gente no tiene ni idea de los tipos de vinos que se pueden añejar o envejecer, y los vinos que se deberían beber al momento, pero por suerte hay algunas reglas que hacen que esta decisión sea un poco más fácil saber cuando el vino está en su punto. 

Formas de saber que un vino está en su punto

La industria del vino habla con frecuencia sobre el envejecimiento y la recolección de vino, y la razón para beber un vino realmente viejo o añejo, lo que tiene generalmente,  un atractivo romántico. 

Un vino viejo o añejo, da la posibilidad de revivir un año que fue especial en la memoria, tal vez el año de nacimiento o aniversario, o beber un vino que proviene de un tiempo que tal vez nunca se haya vivido. Es decir beber un vino añejo, generalmente es asociado en la gente a un evento especial.

Además, cuando se bebe un vino destinado a ser envejecido, el envejecimiento del vino ayuda a crear sabores y texturas que nunca se habrían experimentado si el vino no hubiera pasado por este proceso.

Sólo el 1% de todo el vino producido en el mundo está destinado a ser envejecido. Por ello, probablemente esa es la razón por la cual beber un vino añejo es tan romántico, porque muy pocas botellas en el mundo se pueden añejar y pueden soportar, estar guardadas durante tanto tiempo.

Esto también significa que el 99% de todo el vino que se compra está destinado a ser bebido al momento. Esto no significa que el vino caduque, siempre y cuando se guarde correctamente, sino que simplemente significa que no debería ser envejecido a propósito, porque no se obtendrá ningún beneficio por esperar.

Cómo saber si un vino está en su punto

Una buena regla general es que casi todos los vinos que cuestan menos de 30 dólares se deben beber al momento. Cuando se dice que un vino está destinado a ser bebido ahora, se quiere decir que está destinado a ser consumido dentro de los cinco años siguientes a su compra. Después de esos cinco años, el vino puede empezar a deteriorarse y perder muchas de las cualidades que lo hacían tan delicioso.

Para los vinos de más de 30 dólares, la mayoría de estos también deben ser consumidos dentro de cinco años. Sólo los vinos considerados “premium” se benefician realmente del envejecimiento y, en ese momento, hay todo tipo de reglas específicas, dependiendo del tipo de vino que se quiera envejecer o añejar que dictan el tiempo se debe envejecer y cuándo el vino será absolutamente perfecto y en su punto. Si esto es algo en lo que se está interesado, hay grandes libros que pueden ayudar.

Como la mayoría de las personas compran vinos para beber al momento, apegándose a la regla de que,  todo vino, incluso el más añejo, está destinado a ser bebido, no a ser visto en una colección. 

Por ello, si se va a guardar el vino, hay que asegurarse de que se puede hacer y si es susceptible de ser guardado, debe hacerse bien, es decir,  el vino debe guardarse en un estante horizontal o construir una bodega a la medida, y abrir los corchos a menudo. 

El corcho es importante 

El corcho con el que se tapa el vino, no está ahí de adorno. Si el vino se guarda por un tiempo, debe tocar el corcho, de lo contrario se avinagra y se pierde la compra. Lo más que se puede usar es como vinagre de vino para la ensalada o para cocinar.  

Categorías: Vino

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *